Regresar                   

 
LA RENOVACION DEL ENTENDIMIENTO
 
INTRODUCCION:
 
En este estudio enfocaremos, el hecho de que como hijos de Dios, tenemos que entender que el terreno de la mente del ser humano es bastante amplio, así como también que “Dios escudriña los pensamientos y las intenciones del corazón de todos los hombres” (Hebreos 4:12)  Ahora bien: nosotros como hijos de Dios debemos procurar mantener nuestra mente clara, ya que tenemos la mente de Cristo (1 Corintios  2:16) Pero esta mente, Dios nos la dio con el propósito de que nosotros pensáramos como él piensa; Es importante entonces, que la mente de Cristo se vaya desarrollando en nosotros, a través del conocimiento de Dios en la Biblia, esto implica una renovación total y absoluta, es decir  sacar la vieja información que se nos suministró desde que tenemos uso de razón,  la cual se amplio al ir creciendo;  hemos aprendido muchas cosas, o sea pensamientos de hombres, pero eso no es la voluntad de Dios,  tenemos que llegar al Conocimiento que Dios quiere que tengamos.  Por ejemplo nosotros pensamos de una forma, acerca de nosotros mismos,  pero Dios piensa de una forma diferente a la nuestra, por consiguiente tenemos que reconciliar nuestros pensamientos para pensar como Dios piensa de nosotros; veremos en estas breves líneas las instrucciones del apóstol Pablo en cuanto a renovar nuestro entendimiento;  también en este tema dirigiremos nuestra atención acerca de la doctrina de la liberación, o exorcismo como se le denomina en la iglesia católica.  Entendiendo primeramente que es imposible que un creyente sea poseído por demonios, sin embargo puede padecer de obras de la carne pero nunca puede ser poseído, entenderemos que una de las obras de la carne es la hechicería (Gálatas 5:20) La hechicería es igual a un embrujo o a una fascinación.
 
 
EL VERDADERO CAMBIO PARA LOS HIJOS DE DIOS
 
Un pasaje importante de la Biblia y que no se le ha dado la importancia que se requiere lo encontramos en Romanos 12:2 dice: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”
 
Pablo dice que no debemos conformarnos a este siglo,  sino transformémonos por medio de la renovación del entendimiento, esto implica que es imposible que una persona cambie radicalmente, a menos que cambie su forma de pensar;  o sea que una persona no puede ser transformada, si, la información que esta recibiendo no es diferente de la que ella conoce, o posee. Un ejemplo de esto, lo podemos ilustrar cuando vemos que en los programas de rehabilitación que se conocen, (en la actualidad existen muchos centros de estos, incluyendo centros llamados Cristianos) por medio de los cuales la gente aparentemente sale O abandona las drogas, el alcohol o cualquier otra adicción; sin embargo al no cambiarle la forma de pensar, vuelven a recaer,  lamentablemente se piensa que esa rehabilitación no funcionó, lo cual es correcto, pero se debe fundamentalmente a que no hubo una renovación del entendimiento; esto implica que al cambiar nuestra manera de pensar, ocurre una verdadera transformación, es decir que  para ser transformarnos, debemos cambiar la manera de pensar, por consiguiente o derivado de esto se cambia la manera de actuar; otro punto importante es que  la renovación de la mente es a diario, por consiguiente no somos los mismos de 6 meses atrás, esto implica que vamos madurando día tras día.
 
Asimismo es importante comprender que la religión no cambia, la religión siempre permanece estática, o sea se aplican las mismas tradiciones o enseñanzas  de siempre. De tal forma que  se puede permanecer  en una iglesia 20 o 30 años y no se cambia, porque si siempre se nos esta dando la misma información, o se nos está enseñando lo mismo, de esa manera  no se llevará a cabo un cambio o una transformación, derivado de esto una gran cantidad de  iglesias se mantienen en oscuridad, o bien mantienen en oscuridad a sus miembros.
 
 
TRAEMOS A LUZ LO QUE HAY EN NUESTRA MENTE
 
La Biblia dice en Efesios 4:17-27  “Esto, pues digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos a la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.  Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús, en cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.  Por lo cual, desechando la mentira hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.  Airaos, pero no pequéis, no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo”
 
Que interesante que conforme a la mente, conforme a lo que pensamos es nuestro actuar; cuando vemos a una persona haciendo cosas desagradables es porque eso es lo que tiene en su propia mente, o sea eso es lo que esta pensando; asimismo alguien que anda en las cosas del espíritu, eso posee en la mente, o sea, eso es lo que piensa.  Es importante que los hijos de Dios pensemos y por consiguiente andemos en las cosas que son del espíritu, y no en las cosas vanas de la vida, es decir en las cosas carnales, tenemos que hablar de las cosas que Dios ha hecho por nosotros, de otra manera aun cuando sabemos que ha hecho Dios en nosotros, y si hablamos y pensamos con la mente carnal,  entonces no tendríamos diferencia con cualquier persona que no conoce el evangelio.  Una cosa muy importante es que, la conversación en la carne corrompe, esto no edifica, no transforma, al contrario, nos crea problemas, pues son cosas vanas extraídas de una mente carnal, por el contrario si hablamos lo que esta en el evangelio, entonces Cristo se forma día a día en nosotros (Gálatas 4:19) Otro ejemplo es si nos ponemos a oír o ver las noticias en la actualidad, que por naturaleza todas son malas, entonces caemos en lo mismo que los demás, y obviamente somos sometidos a ese tipo de cosas y  hasta podemos caer en depresión o temor.
 
Amados hermanos, los hijos de Dios llenos del conocimiento del evangelio;  tenemos que ser  la diferencia en medio de una sociedad que ha perdido la sensibilidad, que ha perdido la idiosincrasia, que ha perdido su posición de hijo de Dios; usted y yo somos la diferencia en una sociedad enferma que anda en la vanidad de su mente carnal y vana, pero esto solo se logra con el conocimiento del evangelio en la Biblia.
 
Podemos notar que en el versículo 22 de Efesios 4 dice el apóstol Pablo que el viejo hombre esta viciado, no dice que estuvo viciado, dice que esta viciado, enseñando con esto que el viejo hombre aún se encuentra en todos nosotros, lo único es que ahora se encuentra sometido a la obediencia a Cristo, esto a través de una renovación del entendimiento; pero, lógicamente siempre tendremos deseos engañosos.
 
Otro aspecto importante es que la palabra diablo en el versículo 27 esta escrito con “d” minúscula, esto implica que no esta hablando de una persona, sino de una personalidad, o sea de una condición, esto es una condición carnal, en otras palabras Pablo dice que no se debe darle lugar al aspecto carnal, a la mente carnal que todo hombre posee, o sea el viejo hombre o la vieja naturaleza. Para renovarnos en el entendimiento, siempre vamos a tener oposición de los pensamientos carnales que todo hombre posee; por esto mismo es que si estudiamos con cuidado, nuestra lucha espiritual no se gesta  fuera de nosotros, tiene lugar dentro de nosotros; o sea que nuestra lucha esta en la mente; Esta es la verdadera batalla de la fe, si estudiamos el contexto de este versículo notaremos que se viene  hablando de entendimiento, o sea del conocimiento, y Pablo dice como un contraste que:  no hay que darle lugar al diablo, es decir  a los deseos carnales a los deseos engañosos. 
 
 En relación a las posesiones, muchos se preguntan ¿Como una persona buena puede ser poseída? O ¿Puede un hijo de Dios ser poseído?  Una de las cosas que debemos aprender es que lo que sembramos eso mismo también cosechamos (Gálatas 6:7) Si observamos con detenimiento veremos que: En algunas congregaciones se habla mucho de la demonología; obviamente eso es lo que está en la mente de los miembros; por consiguiente se vive y se piensa en esto, y en esos lugares es donde más se observa este tipo de cosas, lo cual obviamente  ha traído esclavitud a estos aspectos, por parte de los oyentes o miembros de estas congregaciones.
 
Es conveniente acotar que nadie esta exento de las obras de la carne, pues están en todos los seres humanos, y además se van a manifestar quiérase o no, leamos Gálatas 5:19: “Y manifiestas son las obras de la carne…”  Vemos con tristeza que cuando alguna obra de la carne se manifiesta en un hermano, que no posee una buena enseñanza, rápidamente  se piensa que un demonio se le metió;  esto se da como consecuencia de falta de conocimiento, es decir por haber sido mal enseñado, como mencionamos anteriormente es imposible que un creyente sellado con el espíritu sea poseído. La Biblia dice que estamos completos (Colosenses 2:10) que hemos sido trasladados al reino de su amado hijo (Colosenses 1:13) estamos en la luz no en tinieblas estamos sellados con Dios,  nuestra vida esta escondida con Cristo (Colosenses 3:3) Únicamente tenemos que manejar o someter la mente carnal que todos poseemos, que es lo mismo que el viejo hombre que esta viciado conforme a deseos engañosos, los casos de posesión son de una mente enferma una mente que ha sido mal enseñada, o mal adoctrinada con doctrinas de demonios, los locos mas grandes que se encuentran en la tierra son algunos que han sido expuestos a estas doctrinas erróneas.  Es lamentable mencionarlo, pero, muchas predicaciones actualmente se basan en estas doctrinas erróneas, ahora bien, entendamos que una de las obras de la carne es la hechicería (Gálatas 5:20) la única forma que podemos vencer a los malos pensamientos es renovando el entendimiento con una información del evangelio. Reiteramos, recordamos y aseveramos en base a la Biblia que en la realidad no son demonios ni cosa que se parezca, estos son pensamientos erróneos, o sea esto se gesta dándole lugar a la naturaleza carnal que todo hombre tiene, dice la Biblia que no hay tentación que no sea humana , ningún ser humano esta exento de ser tentado, porque eso esta en la carne, pero no son demonios, es imposible que un creyente con Cristo o Dios mismo dentro de él, y que llegue o venga alguien que sea más poderoso que Dios para poseerlo; Estimado hermano, el más poderoso y soberano Dios ya esta en nosotros, es decir en todo creyente.
 
Lamentablemente se están transmitiendo cosas erróneas, y esto en labios o en manos de predicadores que se aprovechan de los hermanos que no tienen un correcto conocimiento bíblico y los meten a esclavitud, obligándoles a no heredar, se les transmite que tienen algunos un demonio, o que, están poseídos, vemos con tristeza que todo el mundo esta sacando demonios,  pero aparentemente los demonios no obedecen, pues siempre los están sacando.
 
LAS OBRAS DE LA CARNE
 
Dice Gálatas 5:16-24 “Digo pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.  Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre si, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.  Y manifiestas son las obras de la carne, que son:  adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredaran el reino de Dios.  Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,  mansedumbre, templanza, contra tales cosas no hay ley.  Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos”
 
Vemos claramente en estos versículos que  es lo que la carne produce, y también que es lo que el Espíritu produce; ahora bien, esto es para todos los que andamos con un cuerpo físico; esto implica que existe una lucha de siempre, es decir interminable entre la carne y el Espíritu. Otro aspecto a considerar es que:  cada una de las obras de la carne se manifiesta eventualmente, pero en cada uno de nosotros unas de estas se manifiestan más que otras;  pero todas están en todo ser humano, vemos que la hechicería es una obra de la carne, todo ser humano la  posee, eso es parte de la carne,  es contaminación directamente en la carne no tiene nada que ver con el espíritu, un hechizo es un embrujo una fascinación, por ejemplo los mal llamados astrólogos, que utilizan  los números, o las cartas,  aprovechando que todos los humanos, desean conocer lo que va a pasar en el futuro,  pero no para nosotros los hijos de Dios, que tenemos que entender que lo que nos va a pasar a nosotros es lo que Dios determino de antemano para nuestra vida y para nuestra gloria, ni más ni menos. La voluntad de Dios es buena agradable y perfecta por ende no debemos estar buscando que va a pasar con nosotros, o cual es nuestro futuro solo confiemos en un Dios sabio, bueno y que todo lo tiene bajo control, el nos corrige, nos exhorta, nos azota (Hebreos 12:5)
 
Debemos entonces analizar lo que dice el versículo que dice:  ¿contra tales cosas no hay ley? Entendiendo primeramente que: la ley fue dada para la carne, y si analizamos con criterio veremos que los mandamientos de esa ley manifestaban: que no hacer, o que hacer, por ejemplo: no codiciar, esto es en la carne, etc., dicho de otra manera toda la ley se impuso o se cumplía para no dar rienda suelta a las obras de la carne, significa esto que la ley fue dada únicamente para la carne.  Si embargo la gracia fue dada para el espíritu.
 
Amado hermano, no se esta tratando de diablos o demonios, lo que decía la ley es que aprendieran a sujetar o a someter las obras de la carne,  por eso Pablo dice: “que los que viven por el espíritu están bajo la ley del espíritu de vida en Cristo Jesús” Romanos 8:2 que no es la ley dada por Dios a Moisés. La ley del espíritu de vida en Cristo Jesus, es igual a la ley del  amor, dice Romanos 13:10 que:  “el cumplimiento de la ley es el amor”, “el amor no le hace mal al prójimo”, por el contrario el adulterio, el pleito, el celo, todo eso le hace mal al prójimo y a uno mismo, por consiguiente  no podemos establecer una doctrina de demonios para substituir los deseos de las carne
 
La principal razón de la existencia de estas doctrinas, es para tenerle miedo a lo desconocido, la doctrina de demonios o de liberación ponen a la gente a ver demonios donde no hay, los ven en el aire, y se empieza a sentir cosas, y se ponen a la expectativa de  lo que sucede en los aires, tirando golpes al aire, veamos el ejemplo de Pablo, lamentablemente en la actualidad lo que se tiene son grupos de fanáticos militantes lo cual no es un verdadero cristianismo, estos se mantienen tirando golpes al aire, hablándole a los aires, pero si se comprende que el problema no esta en los aires esta en ellos mismos se dejaría de hacer estas cosas, el problema no esta en el aire, lo que hay en el aire es oxigeno y algunos otros contaminantes naturales pero no demonios el problema esta basado en lo que se piensa y la imaginación los lleva a ver cosas en el aire.
 
El hombre es lo que piensa, si se educa a un hijo en una iglesia que enseñan estas doctrinas de demonios, y se mantienen echando fuera demonios del norte y del sur, lo único que hacen es atrofiar la mente de los niños, y adultos, lo cual produce no vivir tranquilos no experimentar la libertad gloriosa de los hijos de Dios (Romanos 8:21); la gente confundida ve demonios hasta en el café que se toman.  Como un corolario, he visto que en nuestra congregación no hay liberaciones porque aquí lo que reina es el Espíritu de Dios, y no demonios, y donde esta el Espíritu de Dios allí hay libertad; eso muchos, lo cantan pero no lo aplican, estamos libres de toda potestad de demonios aquí se educa para Dios no para el diablo; podemos afirmar entonces que, conforme a la doctrina que se enseña así vendrá la cosecha. 
 
 
EL PODER  ES DE JESUCRISTO
 
1 Corintios 9:26-27  “Así que, yo de esta manera corro, no como a la aventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”
 
Pablo dice: “Yo los exhorto a no golpear al aire golpéese usted mismo”, el problema no esta en el aire, esta en nosotros, sin embargo hay muchos que están golpeando al aire, perdiendo su tiempo y padecen por falta de conocimiento; Mi pueblo perece porque le falta conocimiento dijo el profeta Óseas 4:6, y están peleando con un enemigo que nunca van a vencer, porque es imaginario, deben entender que el enemigo son ellos mismos, esto se da porque poseen una doctrina totalmente equivocada, dándole importancia al diablo más que a nuestro poderoso Jesucristo;  existen muchos deseos engañosos en los hijos de Dios, esto es obvio pero  por falta de una buena información, se les da rienda suelta.
 
Como hemos venido manifestando el problema no son los demonios; muchos se han tratado de justificar diciendo que cayeron porque se les metió un demonio, y se adopta la posición de reprender a esos demonios,  pero hemos visto que casi siempre el demonio vuelve, yo lo he visto muchos casos como este,   ocurre como que se sale una legión,  y entran dos mas.
 
Me pregunto si  para ellos ¿Cristo no es poderoso? Pareciese que NO, dicen con su boca que Dios es poderoso, pero no lo creen realmente; Cristo es poderoso  para mantenernos santos y sin mancha delante de el Efesios 1:4,  entonces la pregunta es, solo hay dos vías: o estamos limpios y sin mancha, o bien estamos sucios y poseídos; o le creemos a Dios, o le creemos a los hombres con un mal entendimiento o a las circunstancias; le creemos a Dios o tiramos golpes al aire. Aquí esta el problema, está en el hombre no en alguien externo a él.
 
Nosotros tenemos que renovar nuestro entendimiento y comprender que Dios ha sido hecho para nosotros 1 Corintios 1:30, usted y yo tenemos la mente de Cristo para pensar  como Dios piensa de nosotros, Dios nos ve perfectos Hebreos 10:14, completos Colosenses 2:10, bendecidos Efesios 1:3 sentados en lugares celestiales con él,  si Cristo resucito nosotros también Efesios 2:6, si Cristo venció y hecho fuera al príncipe de este siglo pues nosotros entendamos que el lo hizo para que nosotros ya no tuvieras que estar luchando contra éste, por eso, somos más que vencedores Romanos 8:37, estamos limpios de la potestad del diablo, libres de toda maldad, pero en este mundo hay hechiceros o personas que les gusta los hechizos, esto no es solo de ahora, viene desde mucho antes, veamos el  ejemplo de  los Gálatas que también fueron hechizados , lea Gálatas 3:1.
 
 
 
DIOS VERDADERAMENTE REINA
 
 
Solo vemos dos alternativas: O le creemos a Dios o nos dejamos hechizar de nuevo, con doctrinas de demonios, un alto porcentaje de hijos de Dios están enfrascados en doctrinas de liberación, por consiguiente le tienen miedo al diablo y a los demonios, sin embargo por falta de entendimiento no se conocen a si mismos,
 
Usted y yo debemos alcanzar a los que han sido contaminados por esa falsa doctrina, la carne se puede autosugestionar y creer y ver cosas que no son ciertas, ejemplo un alcohólico. Debido a este engaño ahora hay doctorados en demonología, hemos visto que estas personas ven demonios en todo, hay otros que solo creen que esto es posible, y caminan con temor; pero comprendamos amigo lector, es imposible que si fuimos lavados por la sangre de Cristo, hemos sido regenerados, esto no puede ser algo insignificante esto es algo grandioso;  fíjese que nadie llama a Cristo Señor sino por el espíritu, lo llamamos Señor porque tenemos el Espíritu de él , no llamamos a Jesús anatema porque él esta dentro de nosotros, amamos a Cristo creemos que el resucito, hemos sido sellados con el espíritu santo (Efesios 1:13)
 
Es imposible que en nosotros haya dos hombres fuertes hay solo uno, ese es Jesucristo, él es el que reina, el fue quien hecho fuera al que tenia el impero de la muerte Hebreos 2:14,  estamos en un estado de perfección con Dios;  pero aun tenemos deseos engañosos, hay miles de creyentes que están afectados por esta mala información piensan que Dios no los ama, y viven con una constante conciencia de pecado, eso por no darse cuenta que no son demonios los que le atacan, son obras de la carne, entonces para  renovar nuestro entendimiento, lo logramos  confesando y hablando el evangelio, y sobre todo creyéndolo.
 
EL UNICO CRECIMIENTO PARA EL CREYENTE
 
En 2 Corintios 4:12-18 dice: “De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida.  Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que esta escrito:  Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos, sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros. Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobre abunde para gloria de Dios.  Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;  no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas”
 
Este pasaje de la Biblia habla de la muerte de Jesús, lo que se renueva es el entendimiento, vamos entendiendo mas lo que sucede en nuestro hombre exterior, como también cuanto Dios nos ama, aunque el hombre exterior no crezca, el interior SI, vemos cuan limitados somos; hoy día, y por medio de la renovación de nuestro entendimiento vemos que tenemos mayor paciencia para entender a los seres humanos, de tal forma que ahora entendemos las limitaciones nuestras y las de los demás.
 
Lo que nosotros debemos entender y leer en la Biblia es cuanto Dios verdaderamente nos ama, la mente tiene la capacidad de recrear lo que dice la Biblia, recordemos que la verdad nos hace libres.
 
Es necesario que nosotros entendamos el proceso de Dios, el murió en la cruz para darnos vida en abundancia (Juan 10:10) y  también dijo: “conviene que yo me vaya para que llegue el consolador” (Juan 16:7) estaba con vosotros y ahora esta en nosotros (Juan 14:17)
 
¿Como actúa Dios en nosotros? La respuesta es sencilla, pues alumbrado los ojos de nuestro entendimiento (Efesios 1:18) es decir, renovando nuestro entendimiento,  para comprobar la buena, perfecta y agradable voluntad del Señor, es importante renovar nuestro entendimiento, es necesario que el pueblo de Dios renueve su entendimiento, esto  para entender y aprender a vivir en la libertad gloriosa de los hijos de Dios, para andar en paz en mansedumbre y no tirar golpes al aire;  pues el problema no esta en los aires sino en lo que oímos y sobretodo si lo que oímos lo creemos y lo ponemos en practica, es importante que hablemos conforme a lo que esta escrito, “conforme a lo que esta escrito hable” dijo el apóstol Pablo.

CONCLUSION:

 
La Biblia dice en 2 Corintios 7:1 “Así que, amados puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios”
 
¿Que son contaminaciones de carne y espíritu?  Hay ciertas contaminaciones de carne que todos tenemos que son debilidades físicas, por ejemplo citemos a una persona adicta al alcohol, o adicta a las drogas, ella tiene contaminación de carne;  la sociedad les llama enfermos porque su cuerpo esta viciado conforme a una toxina o contaminación, son llamados enfermos, porque esas contaminaciones de carne, son producto de nuestra sociedad;  ahora bien, hay contaminaciones de espíritu que son actitudes, pensamientos que no se llevan cautivos a la obediencia a Cristo,  esto por negligencia o ignorancia son actitudes que provienen de nosotros mismos, estas son creadas por las tradiciones o costumbres por ejemplo: la alta estima o la baja estima.
 
Para participar de la libertad debemos renovar nuestro entendimiento la mente de Cristo se nos dio para saber lo que Dios nos ha concedido (1 Corintios 2:12)  y que se nos ha concedió la vida de Jesús,  que no es una vida de apariencias, es una vida de verdad, inmersos en el gran poder de Dios, no de ningún hombre, no de ningún diablo;  no es de cosas materiales sino de un estado de animo, nosotros no debemos dejarnos dominar de nada;  la Biblia dice: “todo es licito, pero no todo conviene” (1 Corintios 6:12) La vida en Cristo en nosotros es gobernar todo y nada nos esclaviza, es andar en perfecta libertad disfrutando todo; pero sabemos como gobernar TODO, tenemos que aplicar mayordomía, de esta forma podemos administrar los misterios de Dios, pues somos administradores de los misterios de Dios (1 Corintios 4:1)
 
Todo hijo de Dios sabe, que le conviene y lo que NO, esa es una autoridad delegada, todo lo de afuera a sido creado para esclavizarnos,  pero si echamos mano de la vida eterna viviremos en la libertad de Dios,  esto por medio del conocimiento del evangelio, estamos libres de condenación y tomamos autoridad, no debemos dejarnos contaminar de ninguna cosa, hay cosas que nos dan ira, como manejar con mucho trafico, pero con la paciencia de Cristo, esto no nos domina, debemos dominar nuestra carne, dominar nuestras actitudes.
 
Amados en Cristo debemos renovar nuestro entendimiento, con el conocimiento del evangelio y andar como Dios desea que andemos, no caminaremos como diablos; o caminamos en el Espíritu o caminamos en la carne;  todo esta en la mente y sabremos lo que Dios nos ha concedido, tenemos aflicción pero no estamos derrotados.  ¡GLORIA A DIOS!

PASTOR Y MAESTRO: OSCAR ENRIQUE TENES PELLECER